jueves, 7 de enero de 2016

Crítica: Steve Jobs (2015)



No es un secreto que en Cine En Los Genes somos muy seguidoras del cine que puede obtener nominaciones de la Academia. ‘Steve Jobs’, película biográfica dirigida por Danny Boyle, es la primera que vemos que tiene claras aspiraciones a tenerlas.

 
“Biopic del mítico empresario y programador informático Steve Jobs (1955-2011), centrado en la época en la que lanzó los tres productos icónicos de Apple.”


Como bien dicta la sinopsis, el film cuenta los momentos o actos previos al lanzamiento de tres de los productos más míticos de Apple, enseñándonos, por un lado, sus problemas con el perfecto funcionamiento de dichos productos y, por consiguiente, con los compañeros de trabajo, y por otro, sus problemas familiares con una hija a la que es incapaz de reconocer como suya. Nos muestra a un hombre que era capaz de crear máquinas muy avanzadas para la época en la que se crearon, pero también a un hombre imperfecto y soberbio, si nos centramos en sus sentimientos y la manera de relacionarse con los que le rodean. Quería que su máquina dijera “hola”, pero esa misma cordialidad no se reflejaba en sí mismo.

El magnetismo que ejerce sobre el espectador Michael Fassbender (nuestro portentoso Gen perfecto), que puede tener serias opciones a conseguir el Oscar, hace que te olvides de las diferencias físicas que tiene con el genio de Apple, quedando claro que el interior es lo importante a la hora de meterse en los zapatos de un icono público. Él dice que interioriza el guión hasta que siente que lo lleva como un traje, y todos sabemos lo bien que le sienta un traje a Michael Fassbender. Le da una réplica, incluso llegando a ensalzar a este una gran Kate Winslet, que es de esas actrices que ya nos estamos acostumbrando a que siempre está bien, pero no por ello es desmerecido. Aquí intenta dar el punto racional a un hombre que nunca reconoce estar equivocado.  También destaca un Seth Rogen que no está en su pecera habitual, mostrando que puede hacer algo más, siendo Wozniak, el amigo con el que pasaba las horas en un garaje hasta constituir Apple II. Y quiero mencionar a Michael Stuhlbarg, el inolvidable Arnold Rothstein de ‘Boardwalk Empire’, y que aquí encarna a un ingeniero, Andy Hertzfeld, que trabaja para Jobs.


La verdad que para no ser seguidora de nunca de este hombre, ni de sus productos, me pareció una película amena, con un guión de Aaron Sorkin, que utiliza como fuente la biografía escrita por Walter Isaacson, con una forma muy teatralizada, unos diálogos que pueden parecer eternos, pero que a su vez son espléndidos. Subrayo la escena donde discuten Steve Jobs y John Scully (Jeff Daniels, que ya sabe lo que es trabajar con Sorkin en 'The Newsroom'), donde una escena del pasado y el presente se unen, dotando de una brillantez extrema a la narrativa en esta parte. Y, llegados a este punto, no podemos más que comparar con una película no muy lejana, también con guión de Sorkin, y que hablaba de otro multimillonario déspota… sí, nos referimos a ‘La red social’ (2010), y no, al menos para mí no es tan buena como aquella. Aunque tienen sus semejanzas, también una diferencia primordial. En este caso, el director, Danny Boyle no ha sabido conferirle tras la cámara la fuerza que supo darle David Fincher

En resumen, esta es una película del hombre detrás de la figura pública, a quienes los más lejanos vitoreaban y admiraban, pero los más cercanos le temían, y algunos le odiaban. No vayas a verla si quieres encontrarte con todas las vicisitudes detrás de Apple, quizás para eso sea más correcto ver ‘Jobs’ (2013), que yo no he visto. Ve si lo que quieres es conocer al hombre detrás de la manzana, porque esta vez la película tiene nombre y apellidos, ‘Steve Jobs’.

Nota de Cine En Los Genes:    6.5 / 10

Trailer de la película: 

 

 

1 comentario:

  1. I must be thankful for sharing your ideas.Thank you for the good writeup.its a brelient job.please visit here for more detail:
    Packers And Movers Bangalore charges

    ResponderEliminar